De la granja a la mesa

El modelo de la granja a la mesa es una manera de relacionarnos con nuestra comunidad y con el entorno desde parámetros más conectados. Favorece las relaciones entre los diferentes actores de la cadena de producción y el respeto a la naturaleza y sus ciclos.

LAGO, concebido por Micaela Miguel, bajo estos parámetros de congruencia y compromiso, tiene la visión de, en un futuro cercano, ofrecer únicamente productos que provienen de prácticas agroecológicas y de temporada. Trabajamos por establecer dinámicas justas y sustentables, desde el productor hasta el consumidor final, pasando por todos aquellos que participan en la cadena.